¿Cómo tratar la depresión? Medicina Tradicional China

Según la medicina tradicional china, la depresión es fruto de un desequilibrio energético. La acupuntura permite corregirlo tratando los órganos donde se origina por causas emocionales o el estilo de vida.


EQUILIBRAR LA MENTE ACTUANDO SOBRE LAS ENERGÍA SUTILES DEL ORGANISMO


En la MTC, los órganos yin –corazón, bazo, pulmón, riñón e hígado– también se denominan "órganos tesoro", porque recogen o almacenan las esencias más sutiles e importantes que tomamos con los alimentos. Estas esencias sutiles entran en la circulación energética y nutren la mente.





Alteraciones de los Órganos


Así, por ejemplo, el estancamiento de la energía en el hígado provoca depresión con frustración, vientre hinchado, contracturas y reglas irregulares. Cuando el yang está en ascenso en este órgano deriva en preocupación, boca seca, tensión, cefalea, síndrome premenstrual y estreñimiento.


Si el órgano desequilibrado es el corazón, causa depresión con opresión en el pecho, palpitaciones, falta de apetito y pies fríos. Un exceso de flema provoca que la depresión vaya acompañada de ansiedad, insomnio o sueños excesivos, náuseas y mucosidad. Y la deficiencia de yang se refleja en depresión con cansancio, frío, apatía, palpitaciones y susto fácil.


La deficiencia de yin en el riñón causa depresión con palpitaciones, ansiedad (peor de noche), inquietud, insomnio, acúfenos, sudor nocturno y mareo, normalmente en la edad media de la vida. Los desequilibrios psicológicos más frecuentes susceptibles de ser tratados con acupuntura son la ansiedad, el síndrome Bipolar, las alteraciones del sueño o el déficit de atención y, también, el síndrome depresivo.


Tipos de Depresión


Los Trastornos afectivos constituyen un grupo de enfermedades caracterizados por una sintomatología afectiva básica y común a todos ellos (tristeza, decaimiento, desilusión, incapacidad para el disfrute…), pero diferenciándose por la duración, gravedad y evolución. Comúnmente se habla de "Depresión" como término general para designar a cualquiera de estos trastornos pero desde un punto de vista psiquiátrico hay que matizar y diferenciar unos de otros. Así distinguimos los siguientes:


Episodio depresivo mayor/menor

Debemos pensar en él ante la aparición de síntomas como tristeza vital, pesimismo, ansiedad, irritabilidad, apatía, embotamiento afectivo, empeoramiento matutino, disminución marcada del interés y de la capacidad de disfrutar, sentimientos de inutilidad e ideación de culpa, baja autoestima, pensamientos recurrentes de muerte, pérdida de apetito, disminución de peso, alteraciones del sueño, etc. Ante esta situación es recomendable consultar con el médico de Atención Primaria.


Depresión subclínica

Es aquella depresión que puede pasar prácticamente inadvertida porque no se detecta la presencia de ánimo deprimido, ni la incapacidad para disfrutar de las cosas, y sí otros síntomas de los descritos (pesimismo, ansiedad, irritabilidad, apatía, embotamiento afectivo pérdida de apetito, disminución de peso, alteraciones del sueño, etc.


Depresión enmascarada o "somatizada"

Los síntomas afectivos o emocionales no se expresan espontáneamente, incluso al preguntar por ellos pueden ser negados. En este caso predominan los síntomas somáticos o corporales: dolores inespecíficos, alteraciones gastrointestinales (sequedad de boca, estreñimiento-diarrea, úlcera gástrica etc.), respiratorias (sensación de ahogo, dificultad respiratoria…), neurológicas y sensoriales (mareo, cefalea, vértigo, temblores), genitourinarios (molestias al orinar, ausencia de la menstruación, impotencia, etc.).


Depresión con síntomas psicóticos

Junto a los síntomas del episodio depresivo están presentes ideas delirantes o alucinaciones. Las ideas delirantes están en consonancia con el estado de ánimo, e incluyen temas de pecado, culpa, ruina o catástrofes inminentes. Esta forma de depresión es especialmente complicada por el contenido de las ideas delirantes. Ante su sospecha debe consultar con un médico de forma inmediata.


Trastorno bipolar

Los Trastornos Bipolares son un grupo de trastornos afectivos caracterizados por la presencia de episodios reiterados en los que se alterna el ánimo deprimido con episodios de exaltación (euforia, hiperactividad, etc.)


Trastorno distímico

El Trastorno Distímico o Distimia es un tipo de depresión crónica, en la que los síntomas se manifiestan de forma permanente durante un periodo de tiempo prolongado. A veces puede llegar a sentirse bien durante días, incluso semanas, pero enseguida vuelven a reaparecer los síntomas, estando la mayor parte del tiempo cansado y deprimido. Suele iniciarse en la edad adulta.


Trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo

Es un trastorno bastante frecuente, se caracteriza por la aparición de síntomas emocionales, ánimo depresivo, tristeza, llanto, desesperanza, en respuesta a un acontecimiento estresante ocurrido en los tres meses anteriores al inicio de la clínica. Ante la aparición de síntomas sugerentes de un trastorno afectivo, como los mencionados, que exceden por su intensidad o duración a las oscilaciones normales del ánimo, en las que la tristeza se encuentra incluida, es recomendable consultar con su médico de Atención Primaria para descartar la presencia o no de un trastorno depresivo y en su caso iniciar el tratamiento oportuno.




Tratamiento contra la Depresión: Acupuntura


Cada situación requerirá, pues, un tratamiento personalizado según sea el órgano afectado. Con acupuntura se tratará también un conjunto de puntos distinto en cada caso.


Las posibles causas se ven reflejadas en el pulso, de manera que la palpación en la arteria radial a la altura de la muñeca es una ayuda diagnóstica sumamente importante en acupuntura. Un pulso tenso, como si palpáramos un alambre, es propio de las personas que tienen rabia como causa de su depresión, por ejemplo. En cambio, un pulso que transmite la sensación de densidad es propio de un exceso de "flema".


El tiempo que se tarda en curar un problema depende del tiempo que lleve evolucionando, y del esfuerzo del paciente en modificar sus hábitos de vida, además de la pericia del acupuntor.